El Museo de los Premios - Asturias, informacion, turismo, Asturias Natural
Asturias
Inicio Info Asturias Tu Cuenta Noticias Foros Contactar
Principal AN
Novedades AN

Sobre Asturias
Info Asturias
Concejos Asturias
Naturaleza Asturias
Mitologia y leyendas
Fotos de Asturias

Asturias Activa
Oficinas de Turismo
Ayuntamientos
Hoteles de Asturias
Info Joven
Agenda de Ocio
Museos de Asturias
Centros asturianos
Medios Transporte

Meteorologia

Secciones Extra
Descargas Gratis
E-Mail Gratis
Imágenes de cumpleaños
Premios Recibidos
Fernando Alonso
Libros de Asturias
Webcams Asturias
Google en Asturias
Chat de Asturias
Loterias y sorteos
Hosting dedicado
Descargas Movil
Zona Sexo
Videos Sexo

Noticias y Articulos
Noticias
Art. Clasificados
Articulos por Meses
Todos los articulos
Medios y Prensa

Destacado en AN

Mas secciones


Comunidad AN
Miembros de AN
Tu cuenta
Edita tu Perfil
Lista de Miembros
Mensajes Privados
Libro de AN
Poemas
Viejo Album de AN
Fotos de AN Nuevo

Foros de discusion
General de AN
Turismo asturiano
Inmigración
Poemas y Cuentos
Leyendas, Mitos
Deportes
TeleCable
Temas Variados
Más Foros

Estadisticas de AN
Nuestras Encuestas
Lo más visto en AN


Webs Recomendadas

Descargas Gratis
Tarot Milenario
Programas Gratis
Asturias Información


Zona Adultos - Sexo

Chicas con Webcam
Webcam Sexo SMS
Videos Sexo SMS
Actrices Porno Webcam
Webcam Porno X
Sexo en Internet
Webcam Transexuales
Navega Sexo
Web Porno
Videos Porno
Webcam X SMS
Planeta Adulto


Chollos en Facebook
chollos en facebook

El Museo de los Premios
Enviado el Jueves, 09 marzo a las 00:33:12 por lety

Opinión

La noticia de que el Museo de los premios de la Fundación Príncipe de Asturias - del que nada o muy poco sabemos, en cuanto a posibles contenidos- se instalaría aquí, en Avilés -a unos 28 kilómetros de Oviedo, yendo por carretera, y a bastantes menos, yendo a vuelo de pájaro- ha levantado un considerable revuelo, con ciertos tintes de enfado, en el Ayuntamiento de Oviedo, y en el despacho y aledaños del señor alcalde presidente, don Gabino de Lorenzo, al que, por otra parte, admiro como Alcalde y como político, que no vendría mal tener unos cuantos más como él en otras ciudades y pueblos de Asturias.

Pero lo que parece olvidar don Gabino - o, al menos, no lo tiene muy en cuenta- es el hecho de que la Fundación Príncipe de Asturias surgió y se mantiene al amparo de tan honroso título, y si esto es así -que lo es- no cabe la menor duda de que tan Asturias es Avilés como Oviedo, que una y otra ciudad tienen sus raíces bien atrás en la historia. Por esta razón y amparándome en esa osadía cultural, tan de moda, me permito invocar los «derechos históricos» del pueblo y comarca avilesinos, con el fin de que se designe a esta villa como sede del ya famoso museo -o lo que sea, que esto ya no lo tengo muy claro-, para su instalación en una zona tan hermosa y con tanto futuro por delante como es la ría, verdadera espina dorsal del pueblo avilesino, cuyo primer milenio de existencia hemos celebrado -con escaso apoyo oficial, eso sí- hace ya algún tiempo.

Cálmese, pues, y sosiegue su ánimo don Gabino, que por ese camino, en el que tanto parece primar lo puramente localista, no llegaremos jamás a ninguna meta que favorezca los verdaderos intereses comunes de nuestra región -o provincia, o comunidad autónoma, o nacionalidad, o si lo prefieren ustedes, nación, que en el maremágnum actual que hay en España vale cualquier cosa-, siendo así que lo que verdaderamente necesitamos en Asturias es marchar todos juntos, pero repartiéndonos como buenos hermanos el escaso pan y el poco queso que encontremos en la andadura y no pretendiendo algunos llevarse siempre al zurrón propio los bocados más apetitosos, que ese comportamiento nunca será razón de fraternidad, sino más bien apetito de egoístas e insolidarios.

Oviedo es nuestra capitalidad, la capitalidad de la asturianía -dispersa en el ancho mundo y concentrada aquí, entre la mar bravía y la larga cordillera nevada- y, como tal capital la queremos y la respetamos todos los asturianos, pero eso no significa que tengamos que aceptar a la capital como una especie de hermano mayor que pueda imponer su criterio a la hora de las oportunidades y las conveniencias, para llevarse siempre las mejores, olvidando los requerimientos y las necesidades de los demás pueblos de la misma raza y condición.

Avilés hace poco que ha dejado atrás unos años en los que resultaba difícil, y hasta peligroso para la salud, respirar el aire contaminado que nos rodeaba, pero el sacrificio de las gentes de Avilés merecía la pena, ya que aquí encontraron trabajo cuantos lo necesitaban, no sólo del resto de España, también de la propia Asturias. Y años después, también supo aguantar con buen ánimo una brutal reconversión industrial, que ha dejado sus tristes huellas y sus lágrimas en no pocos hogares avilesinos.

Va siendo hora, pues, de que en Avilés se reciba alguna buena noticia, como puede ser ésta de que se ejecute e instale aquí el proyecto del brasileño Oscar Niemeyer, con la particularidad de que acaso lo que de verdad importe sea el conjunto del proyecto en sí, y no tanto lo que ahora mismo se piense situar adentro. Lo que sea, que no nos lo estropeen.

Escrito por José Ramón Cueva


 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Opinión
· Noticias de lety


Noticia más leída sobre Opinión:
Una Asturias joven en una España solidaria


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo



Opciones

 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo



Webs Afiliadas de Asturias
El Rincon de Adri
Asturias Natural copyright 2001 - 2013 por Gratis Todo. Todos los derechos reservados. Codigo base, PHP-Nuke Modificado y Ampliado por Adrián.
Página Generada en: 0.024 Segundos