Forums-viewtopic-LEYENDA RUSA."EN EL ATARDECER" Asturias, informacion, turismo, Asturias Natural
Asturias
Inicio Info Asturias Tu Cuenta Noticias Foros Contactar
Principal AN
Novedades AN

Sobre Asturias
Info Asturias
Concejos Asturias
Naturaleza Asturias
Mitologia y leyendas
Fotos de Asturias

Asturias Activa
Oficinas de Turismo
Ayuntamientos
Hoteles de Asturias
Info Joven
Agenda de Ocio
Museos de Asturias
Centros asturianos
Meteorologia

Secciones Extra
Descargas Gratis
E-Mail Gratis
Imágenes de cumpleaños
Premios Recibidos
Fernando Alonso
Libros de Asturias
Webcams Asturias
Google en Asturias
Chat de Asturias
Loterias y sorteos
Hosting dedicado
Descargas Movil
Zona Sexo
Videos Sexo

Noticias y Articulos
Noticias
Art. Clasificados
Articulos por Meses
Todos los articulos
Medios y Prensa

Destacado en AN

Mas secciones


Comunidad AN
Miembros de AN
Tu cuenta
Edita tu Perfil
Lista de Miembros
Mensajes Privados
Libro de AN
Poemas
Viejo Album de AN
Fotos de AN Nuevo

Foros de discusion
General de AN
Turismo asturiano
Inmigración
Poemas y Cuentos
Leyendas, Mitos
Deportes
TeleCable
Temas Variados
Más Foros

Estadisticas de AN
Nuestras Encuestas
Lo más visto en AN


Zona Adultos - Sexo

Chicas con Webcam
Webcam Sexo SMS
Videos Sexo SMS
Actrices Porno
Webcam Porno
Sexo en Internet
Navega Sexo
Web Porno
Videos Porno
Webcam X SMS
Planeta Adulto


Chollos en Facebook
chollos en facebook

Asturias, informacion, turismo, Asturias Natural: Forums

Asturias Natural :: Ver tema - LEYENDA RUSA."EN EL ATARDECER"
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

LEYENDA RUSA."EN EL ATARDECER"

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Mitologia y Leyendas
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
milana
Miembro Élite
Miembro Élite


Registrado: Mar 19, 2007
Mensajes: 3335
Ubicación: En un país gris y frio.

MensajePublicado: Mie May 23, 2007 3:35 pm    Asunto: LEYENDA RUSA."EN EL ATARDECER" Responder citando

El joven Grischa era feliz. Habitaba junto a sus padres en una bella dacha (casa de campo) cerca de los Urales, el paisaje no podía ser más complaciente para todos los sentidos. El fresco aire rozando la piel, el canto de los pájaros y el murmullo del arroyo cercado eran la más bella música. El aroma de las flores siempre frescas y los deliciosos frutos silvestres que podían recogerse con sólo alejarse unos cientos de metros de la casa hacían de aquel lugar el más bello del mundo.

Nada se comparaba con su poblado y Grischa lo sabía, había viajado varias veces acompañando a su padre a la enorme Moscú, donde el inmenso río Moskva no tenía nada de la belleza del arroyo de su pueblo. También había conocido la capital, San Petersburgo, donde los encargados del gobierno y, sobre todo, la familia del Zar, parecían totalmente ajenos a la belleza de las cosas simples.

Su lugar, su trabajo, sus libros, todo era perfecto para Grischa. Pero había algo que era la verdadera fuente de su felicidad, la hermosa Natalyja, el amor de su vida.
Se habían conocido hacía unos años. Fue un amor a primera vista, intenso, fuerte, apasionado y hasta a veces perturbador.

Después del mediodía, una vez finalizado el trabajo, Grischa y Natalyja solían encontrarse en el campo o en la dacha, él muchas veces le llevaba Michkas (los chocolates favoritos de Natalyja) o Kumy para beber juntos. Pasaban largas horas juntos hablando, mirándose, haciendo planes sobre el futuro; más de una vez pensaron en el hijo que alguna vez llegaría y, a veces, hasta discutían risueñamente su nombre.

Todo era felicidad, hasta los malos momentos dejaban de serlo al estar juntos. Grischa se sentía invencible al lado de Natalyja, la vida era un hermoso sueño del que muchas veces temía despertar. Y un día sucedió.

Esa tarde Grischa salió de su dacha temprano para ir a buscar a Natalyja, llevaba una gran caja de Michkas y hasta había pensado en las palabras más bellas que podría decirle a su amor. Llegó contento, la vio, sonrió. Cuando la besó sintió que algo no estaba bien, fue el peor beso de su vida; frío, distante.
Cuando Natalyja dijo que se marcharía Grischa pareció no creerlo.
Esa noche, cuando se acostó, comprendió lo que había sucedido, había perdido al amor de su vida. No supo que hacer. De ahí en más comenzó a buscarla violentamente, indagando en los poblados cercanos. Un día la encontró y le recriminó su partida; fue egoísta, torpe, en ese momento la perdió del todo.

Desde ese día Grischa lloró innumerables veces a su amada Natalyja y nunca más pudo amar a otra mujer. Todos los días pensaba en ella, todas las noches la soñaba. Sabía que él había sido el culpable de la partida, sabía que no había más responsable de su dolor que él mismo y , lo peor, sabía también que la había lastimado y no podía ni siquiera pedirle perdón porque no se arrepentía.

Al tiempo, Grischa decidió que ya no la buscaría, no porque no quisiera verla, sino porque sabía que podría lastimarla con sus palabras. Lo invadían las ganas de ir por ella pero sabía que aún no era el momento, aún no estaba listo.
Fueron años de espera. Años en que la belleza del paisaje de los Urales parecía haber desaparecido para él. Ni el canto de los pájaros o el murmullo del arroyo podían borrar de su recuerdo la voz de su amada Natalyja. Todo era triste, gris y sin sentido. Nada podía ser bueno ni hacerlo feliz si no estaba ella para compartirlo.

Una tarde, a lo lejos, la vio. No quiso acercarse, no quiso hablarle, no quiso hacer nada. Ella estaba aún más preciosa que antes. En ese momento se dio cuenta que aún la amaba, pero ya no como antes. Ahora su amor, a la distancia, había cambiado, crecido. No era más el Grischa que la había perdido. Ahora si podría hacerla realmente feliz.
Decidió entonces que era el momento de buscarla nuevamente, su corazón era de fuego, estaba decidido a recuperar su amor , ésta vez sin los errores del pasado. Durante días la buscó pero no pudo encontrarla. Siempre llevaba la caja de Michkas para regalarle y así empezar de nuevo. De nada sirvió porque nunca volvió a verla.

Una tarde, Grischa caminó hasta la orilla del Mar Negro y se adentró en lo profundo de sus aguas. Desde esa tarde, el fuego de su corazón enamorado tiñe de rojo los atardeceres.

Y Natalyja ni siquiera lo sabe...

Publicado por El Bartender en 09:58
_________________
La prosperidad hace amistades y la adversidad las prueba.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Mitologia y Leyendas Todas las horas son GMT + 2 Horas
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro

Powered by phpBB 2.0.8 © 2001 phpBB Group
phpBB port v2.1 based on Tom Nitzschner's phpbb2.0.6 upgraded to phpBB 2.0.4 standalone was developed and tested by:
ArtificialIntel, ChatServ, mikem,
sixonetonoffun and Paul Laudanski (aka Zhen-Xjell).

Version 2.1 by Nuke Cops © 2003 http://www.nukecops.com


Webs Afiliadas de Asturias
El Rincon de Adri
Asturias Natural copyright 2001 - 2017. Todos los derechos reservados. Codigo base, PHP-Nuke Modificado y Ampliado por Adrián.
Página Generada en: 0.035 Segundos