Forums-viewtopic-Algunas leyendas... de Chile Asturias, informacion, turismo, Asturias Natural
Asturias
Inicio Info Asturias Tu Cuenta Noticias Foros Contactar
Principal AN
Novedades AN

Sobre Asturias
Info Asturias
Concejos Asturias
Naturaleza Asturias
Mitologia y leyendas
Fotos de Asturias

Asturias Activa
Oficinas de Turismo
Ayuntamientos
Hoteles de Asturias
Info Joven
Agenda de Ocio
Museos de Asturias
Centros asturianos
Medios Transporte

Meteorologia

Secciones Extra
Descargas Gratis
E-Mail Gratis
Imágenes de cumpleaños
Premios Recibidos
Fernando Alonso
Libros de Asturias
Webcams Asturias
Google en Asturias
Chat de Asturias
Loterias y sorteos
Hosting dedicado
Descargas Movil
Zona Sexo
Videos Sexo

Noticias y Articulos
Noticias
Art. Clasificados
Articulos por Meses
Todos los articulos
Medios y Prensa

Destacado en AN

Mas secciones


Comunidad AN
Miembros de AN
Tu cuenta
Edita tu Perfil
Lista de Miembros
Mensajes Privados
Libro de AN
Poemas
Viejo Album de AN
Fotos de AN Nuevo

Foros de discusion
General de AN
Turismo asturiano
Inmigración
Poemas y Cuentos
Leyendas, Mitos
Deportes
TeleCable
Temas Variados
Más Foros

Estadisticas de AN
Nuestras Encuestas
Lo más visto en AN


Webs Recomendadas

Descargas Gratis
Tarot Milenario
Programas Gratis
Asturias Información


Zona Adultos - Sexo

Chicas con Webcam
Webcam Sexo SMS
Videos Sexo SMS
Actrices Porno Webcam
Webcam Porno X
Sexo en Internet
Webcam Transexuales
Navega Sexo
Web Porno
Videos Porno
Webcam X SMS
Planeta Adulto


Chollos en Facebook
chollos en facebook

Asturias, informacion, turismo, Asturias Natural: Forums

Asturias Natural :: Ver tema - Algunas leyendas... de Chile
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

Algunas leyendas... de Chile

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Mitologia y Leyendas
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
DVM
Miembro Full
Miembro Full


Registrado: Aug 11, 2007
Mensajes: 302

MensajePublicado: Lun Ago 13, 2007 4:56 am    Asunto: Algunas leyendas... de Chile Responder citando

ALGUNAS DE DONDE YO VIVO...

Un par de vecinos del cerro Cornou de Talcahuano contaron a “Crónica” que cierto día un comerciante del cerro San Francisco se encontró con un culebrón de dos metros de largo y con la cabeza cubierta de plumas.
El hombre, que había escuchado que estos animales dan “buena suerte”, lo crió como a una mascota. Lo alimentaba con leche y lo mantenía escondido en su propia casa.
Muchos vecinos decían que el animal era el mismo diablo y por eso al hombre le empezó a ir tan bien en los negocios. Incluso se decía que tenía un pacto con el maligno, en el cual le había ofrecido su alma a cambio de beneficios comerciales.
En otra oportunidad, el tipo empezó a descuidar al animal y éste, simplemente se fue.
El comerciante, que se dedicaba a la venta de vinos, se desesperó y comenzó a ofrecer millones de pesos por quien lo encontrara.
Lamentablemente nunca más apareció el reptil.
Dicen que en la actualidad el hombre continúa viviendo en la población Los Lobos Viejo, está enfermo y que se encuentra en muy malas condiciones junto a un pequeño perro.
Llamaron a poner ojo cuando a una persona le va muy bien en los negocios de un día para otro, porque puede ser que tenga un culebrón de mascota y que el feo bicharraco pueda ser el mismísimo cola de flecha.

Extraviados en la plaza

Los habitantes de Penco dicen que son varios los casos de personas que se han perdido en la propia plaza de armas de la ciudad.
Resulta que el terremoto de 1939 dejó una gran cantidad de muertos, los que fueron depositados en la plaza.
Según los vecinos esto produciría una gran carga energética que hace que a ciertas horas se libere una energía que provoca que las personas se pierdan. Caminan y caminan y no dan con el camino correcto. El secreto para no perderse es darse vuelta una prenda de ropa, de preferencia un calcetín.

El tesoro de Pingueral

En la comuna de Tomé ronda el comentario de que en el sector de Pingueral hay un tesoro escondido cerca de una laguna. El cuento es que en la época colonial, los marineros españoles que trasladaban el oro para cancelar los servicios de los soldados apostados en Concepción (Penco) se pasaban a los cerros de Pingueral y enterraban allí parte del cargamento. La Corona Española investigó el hecho, se desenterró algo, pero no se recuperó ni la mitad de lo que se perdió. Muchos lo han buscado.

Fantasmas en el museo

Según los guías y los turistas que visitan el Parque de Lota, al interior del museo se aparece la imagen de un señor alto que recorre y que habita en un antiguo salón de juegos que está cerrado para el público. El fantasma sería la aparición de un médico europeo que llegó a Chile para trabajar en el antiguo hospital de Lota.
El horripilante espectro ha sido visto por varias “isidoras” (guías del parque vestidas a la usanza del Siglo XIX) y por turistas. Los visitantes dicen que han sufrido las travesuras del simpático fantasma, quien se dedicaría a botar las chaquetas y cosas que las personas llevan en sus manos.
Se cuenta que una dama que visitaba una vez el lugar vio la imagen del hombre elegantemente vestido y se desmayó con la impresión.
También existe la versión de que un camarógrafo de un canal local logró captar una imagen del misterioso caballero que se reflejó en un espejo.

El escudo de la UdeC

Resulta curioso detenerse algunos minutos bajo el Arco de Medicina de la Universidad de Concepción y percatarse cómo cientos de estudiantes pasan por el lugar y le hacen el quite al escudo, es decir, no lo pisan por nada del mundo. A veces caminan grupos de muchachos y cuando se ven que están encima del mosaico saltan o rodean la imagen y siguen caminando sin ningún problema.
Al preguntar por el motivo de ello, muchos aseguraron que si se pisa no se podrá salir nunca de la universidad.
El mito también se extiende a los estudiantes que todavía están en el liceo.
Estos últimos dicen que si de pisa el escudo de la casa de estudios no se podrá entrar nunca a la Universidad de Concepción.
El profesor de historia de la UdeC, Arnoldo Pacheco cree que el mito tiene que ver con la superstición y el temor a atentar contra los íconos que se consideran sagrados.

El santito de Cerro Verde

Los pescadores artesanales de caleta Cerro Verde Bajo, en Penco, señalan que varios años atrás uno de sus colegas se encontraba remando en alta mar cuando, de pronto, se topó con la imagen de un santo que flotaba en medio de las aguas.
Sorprendido lo tomó y se lo llevó a la casa de un familiar. Esta persona lo colocó en la ventana de su casa y de a poco comenzó a llegar gente para rezarle y pedirle milagros. Las peticiones se fueron cumpliendo y por ello, las autoridades eclesiásticas se lo llevaron a la iglesia. Pero dice la leyenda que en una oportunidad, la imagen se devolvió a la casa del pescador. Hoy muchos niegan el episodio, pero otros lo aseguran.[/b]
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
DVM
Miembro Full
Miembro Full


Registrado: Aug 11, 2007
Mensajes: 302

MensajePublicado: Lun Ago 13, 2007 5:06 am    Asunto: Responder citando

Cueva de Salamanca

Es la cueva donde se aprende el arte de la brujería. En Chile sólo existe una sola Cueva de Salamanca, pero ésta tiene varias entradas y están cuidadas por culebrones.

En esta Cueva está el alma de los brujos fallecidos, cuyo espíritu les insufla poderes a los que se inician; se rinde homenaje a Satanás; se efectúan las misas negras; se realizan las confesiones de brujos y brujas. Una palabra devota o la señal de la cruz bastaría para disolver en monstruosa confusión la asamblea. Al canto del gallo vuélvense los Brujos a sus casas en las que penetran escurriéndose por la chimenea, por el ojo de la cerradura o por alguna rendija.

Cada cierto tiempo, en la Cueva se efectúan fiestas a las que asisten los maestros. Todo el servicio es de oro y lo que se sirve es de lo mejor, pero nada se puede sacar de la Cueva. Llevado al exterior se convierte en materia grosera.

Se cuenta que a la Cueva de Salamanca fue invitado un joven por un brujo, y se encontró con una gran fiesta, allí todo era de oro y plata. Cuando quedó solo se metió una cuchara de plata al bolsillo y en ese momento vio a una niña de hermosas piernas que se acercaba. Después despertó en la Plaza y, recordando lo ocurrido y llevándose las manos a los bolsillos para ver si tenía la cuchara, se encontró con una canilla.

En otras partes del país, en especial en Carahue, estas cuevas son llamadas Renis. En Carahue se habla de la existencia de cuatro Renis, siendo tres de ellas de mucha actividad en otra época. Ahora sólo son dos las que están en plena acción. En estas cuevas se reúne todo el señorío y celebran sus fiestas y practican sus malas artes.

"Lo que Salamanca dá, Natura no presta"


La piedra feliz

La Piedra Feliz era un peñón enclavado en Las Torpederas, balneario de Valparaíso. Por muchos años los aburridos de la vida, los descontentos, los enamorados desencontrados, se despedían de sus vidas para siempre lanzándose desde lo alto al mar.

Toda una época señala a la Piedra Feliz, como la piedra de los infelices. Se suicidaban parejas, hombres o mujeres, ancianos, enfermos, abandonados. Al pie de la roca, ramazones de algas se extendían y distendían como tentáculos de pulpos gigantes y se contaba que los suicidas erguían la cabeza entre estas plantas como incitando a lanzarse a las almas torturadas.

Cueva del Chivato

Una de las tantas Cuevas del Chivato, existió al pie de un cerro de la ciudad de Valparaíso, y dicen que era honda como la eternidad. Esta cueva estaba situada en el centro de la población. Los habitantes de Valparaíso sabían que había dado a la cueva su nombre y mucha celebridad cierto chivato monstruoso que, por la noche, salía de ella para atrapar a cuantos por ahí pasaban. Era fama que nadie podía resistir a las fuerzas hercúleas de aquel feroz animal y que todos los que caían en sus cuernos eran zampuzados en los antros de la cueva, donde los volvía Imbunches si no querían correr ciertos riesgos para llegar a desencantar a una muchacha que el chivo tenía embrujada en lo más apartado de su vivienda.

Los que se arriesgaban a correr aquellos peligros tenían que combatir primero con una sierpe que se les subía por las piernas y se les enroscaba en la cintura, en los brazos y la garganta, y los besaba en la boca; después tenían que habérselas con una tropa de carneros que los topaban atajándoles el paso, hasta rendirlos, y si triunfaban en esta prueba, tenían que atravesar por entre cuervos que les sacaban los ojos, por entre soldados que les pinchaban. De consiguiente, ninguno acababa la tarea y todos se declaraban vencidos antes de llegar a penetrar en el encanto. Entonces no les quedaba más arbitrio para conservar la vida, que dejarse imbunchar, y resignarse a vivir para siempre como súbditos del famoso chivato, que dominaba allí con voluntad soberana y absoluta.

Lo cierto es que nadie volvía de la Cueva a contar lo que acontecía, y que casi no había familia que no lamentara la pérdida de algún pariente en la Cueva, ni madre que no llorase a un hijito robado y vuelto imbunche por el chivato, pues es de saber que éste no se limitaba a conquistar vasallos entre los transeúntes, sino que se extendía hasta robarse todos los niños malparados que encontraba en la ciudad.

El Trauco

Se cuenta que el Trauco es un hombrecito que mide alrededor de 80 centímetros, tiene un rostro varonil y feo, sin embargo posee una mirada muy dulce y sensual. No tiene pies, sus piernas terminan en simples muñones.
Dicen que viste traje y sombrero de Quilineja, planta trepadora también conocida como coralito, usada para hacer canastos o escobas. En su mano derecha lleva un hacha de piedra, que remplaza por un bastón, llamado Pahueldún, cuando se encuentra frente a una muchacha soltera que ha ingresado al bosque. Los que han visto al Trauco dicen que se cuelga de la rama de un Tique, árbol de gran altura, también conocido como Olivillo. Desde aquí espera a sus víctimas.

Suele habitar cerca de las casas de los chilotes para así poder vigilar a las doncellas que le interesan. Se mete a las casas, cocinas y a todos los lugares imaginables sólo para ubicar a una nueva "conquista".

Los habitantes de Chiloé, conociendo las mañas de este pequeño individuo, tratan de no descuidar a sus hijas. Para esto toman precauciones tales como evitar que vayan solas a buscar leña o a arriar los animales. Son en esas oportunidades donde el Trauco aprovecha de utilizar su magia.

A pesar de su afán por perseguir doncellas, el Trauco jamás actúa frente a testigos, es decir, nunca atacará a una muchacha si esta va acompañada de alguien. Cuando divisa a una niña desciende rápidamente del árbol. Luego da tres hachazos al Tique, con los que parece derribarlos todos.

La muchacha luego de recuperarse del susto, se encuentra con el Trauco a su lado, quien sopla suavemente su bastón. La niña sin poder resistir el encanto del trauco cae en un profundo sueño de amor. La muchacha, al despertar del embrujo, regresa a su casa sin saber claramente lo sucedido. Nueve meses después, tras haber experimentado cambios en su cuerpo por la poseción del Trauco, nace el hijo de este misterioso ser.

La Pincoya

a) La Pincoya es una sirena o ninfa que a veces anda acompañada por su marido, el Pincoy, ambos son rubios. En algunas ocasiones abandona el mar y excursiona por ríos y lagos. Su misión es fecundar los peces y mariscos bajo las aguas y de ella depende la abundancia o escasez de estos productos. Atrae o aleja de la costa a los peces y mariscos. Cuando un pescador ve de mañana surgir de las profundidades de las aguas a la Pincoya y ésta danza en la playa mirando hacia el mar extendiendo sus hermosos brazos, hay alegría en todos, porque este baile es anuncio de pesca abundante. Si danza mirando hacia la costa, alejará a los peces. Si la Pincoya no favorece con pesca a un lugar, quiere decir que ha arrastrado la abundancia a otros más necesitados. Para ser favorecido por la Pincoya, es necesario estar contento, por eso los pescadores se acompañan de amigos y amigas alegres y reidores. Si se pesca o marisca con mucha frecuencia en el mismo lugar, la Pincoya se enoja y abandona aquel frente, que luego queda estéril.

b) En la hermosa laguna Huelde, ubicada a escasos cuatro kilómetros de Cucao, nació la Pincoya, mujer muy bella y de tez blanca ligeramente bronceada, cabellos de oro y que, de la cintura hacia abajo, tiene la forma de un pez. Antiguamente habitaba una enorme caverna en forma de salón rocoso y tenía por costumbre bañarse en la laguna y el río Puchanquin. Desde los roqueríos, mediante un suave y prolongado silbido, hacía emerger desde el fondo de las aguas un tronco de oro macizo sobre el cual trepaba y, sentada allí, peinaba sus cabellos. A veces, durante la noche, entonaba embrujadas canciones amorosas, a las cuales nadie podía resistirse.

Muchas personas buscaron a la Pincoya para obtener sus favores, y ella desapareció del lugar para no volver. Se cree que ella fue robada desde la laguna Huelde para llevar prosperidad y abundancia a playas lejanas. Desde entonces, las aguas tomaron el color oscuro que hoy tienen y pese a que muchos han intentado imitar el silbido de la sirena, el tronco de oro aún está sumergido esperando a su hermosa dueña.

La laguna de "Las Tres Pascualas"

a) Al final del siglo XVIII, tres muchachas llamadas Pascuala iban a lavar ropa a una laguna, como en aquellos tiempos lo hacían casi todas las mujeres pobres de la ciudad. Era realmente un espectáculo pintoresco y lleno de vida el que ofrecían esas hileras de mujeres que en la mañana y en la tarde iban a lavar a la laguna. Cuando llegaba la tarde, o mejor dicho a la oración, emprendían el camino de regreso a sus hogares. La mayoría eran lavanderas de profesión, como las tres Pascualas. Caminaban con sus grandes atados de ropa que llevaban generalmente sobre la cabeza. A menudo marchaban cantando o conversando en alta voz. Era agradable el cuadro multicolor que ofrecía la laguna con la ropa de distintos colores que flotaba al viento o estaba tendida sobre las ramas y que se distinguía desde lejos. Una tarde, cuando otras compañeras llegaron hasta la laguna, encontraron flotando los cadáveres de las tres Pascualas. ¿Cuál fue la causa de esta desgracia? Se asomaron tanto al agua que cayeron y no pudieron salir, perecieron de este modo.

b) Las tres Pascualas amaban a un mismo hombre, y después de larga meditación en la noche anterior resolvieron poner término a sus días, arrojándose a la laguna que era su propio sustento.

c) Llegaban hasta la laguna todos los días a lavar; mientras realizaban su trabajo, entonaban hermosas canciones. Un día llegó hasta la casa de las tres muchachas un forastero en demanda de hospedaje, el que fue acogido gustoso por el padre de las jóvenes. Todos los días al morir la tarde, regresaba hasta la casa el solitario forastero y miraba a las Pascualas que volvían cantando, al aire sus trenzas rubias y su atado de ropa sobre la cabeza. El joven se enamoró de las tres hermosas muchachas y cada una, en secreto, le correspondió su amor. No sabiendo a cuál de ellas elegir como su esposa, en la noche de San Juan les dio cita a las tres en la orilla de la laguna. A las doce de la noche el forastero remaba, pero desesperado al ver reflejarse en las plateadas aguas a las tres Pascualas, comenzó a llamar: ¡Pascuala...! ¡Pascuala...! ¡Pascuala...! Las tres al sentir su nombre se creyeron elegidas y comenzaron a entrar en las traicioneras aguas. Desde entonces, en las hermosas y encantadas noches de San Juan, a las doce, se ve un bote y entre el croar de las ranas surge una voz que llama desesperadamente a las mozas.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
DVM
Miembro Full
Miembro Full


Registrado: Aug 11, 2007
Mensajes: 302

MensajePublicado: Lun Ago 13, 2007 5:10 am    Asunto: Responder citando

"En el principio, Dios creó las maravillas del mundo. Sin embargo, cuando terminó se dio cuenta que había muchos trozos sueltos. Tenía partes de ríos y valles, de glaciares y desiertos, de montañas y bosques y praderas y colinas. En vez de dejar que estas maravillas se perdieran, Dios las dispuso todas en el lugar más remoto de la tierra. Así es como se creó Chile".
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
DVM
Miembro Full
Miembro Full


Registrado: Aug 11, 2007
Mensajes: 302

MensajePublicado: Lun Ago 13, 2007 5:30 am    Asunto: Responder citando

EL canto del Gallo

Un día, cuando era niño, tuve una experiencia, y luego escuché una historia que no demoré en olvidar. Ese día tuvo una noche oscura. Yo vivía en El Melocotón. Los perros aullaban. Un peón, mi hermano y yo, salimos de la parcela a buscar unas vacas para guardarlas en el establo. De repente el peón nos hizo callar y nos dimos cuenta de que los quiltros ya no aullaban. Se escuchó entonces el canto de un gallo. El tono de ese canto era como el de una viola y un violín desafinados sonando al mismo tiempo. Al escucharlo, corrimos hacia la casa y esperamos a que cesara el canto. Luego, el hombre nos contó la historia de este gallo maldito. Mucho antes, por el año 1800, vivía en los cerros de lo que después llegó a ser El Melocotón, una mujer que practicaba la magia negra.


En esa región había tres fundos, cuyos dueños eran españoles y residían allí junto a sus trabajadores. La vida transcurría sin contratiempos, hasta que llegó un año en que la cosecha estuvo mala y no hubo ganancias.


Pasaron al menos tres años de penurias, hasta que un día llegó al lugar un desconocido que, dadas sus características, fue bautizado por la gente como “el inquisidor”. Se trataba de un joven estudiante de teología, algo chiflado, quien, al escuchar la historia de la mujer de los cerros de boca de muchos de los residentes del lugar, historia en que se la describía como la causante de tantos males y la provocadora de tantas muertes, se enfureció y exclamó: ¡En nombre de la santa iglesia y de la inquisición, acabaré con ese engendro de Satanás! El joven no hablaba en vano, y, guiado por su fe y su fanatismo, cumpliría su promesa.

Un día la mujer de los cerros bajó hacia el poblado para robar animales y llevarlos a su cueva. Cuando terminó su cometido, cargaba entre sus manos un hermoso gallo, con el que pretendía hacer ritos de magia y, probablemente, después comérselo. No obstante, debido a la intervención del estudiante, eso no llegó a pasar. La mujer, cuando regresaba a los cerros, se encontró con el joven aspirante a sacerdote, quien, como buen inquisidor, la mató rociándola con brea y prendiéndole fuego.

- ¡Nunca más podrás seguir maldiciendo, bruja! –le gritó mientras ésta ardía.
- ¡Pero sí ese gallo! –exclamó ella moribunda, y alcanzó a añadir:– ¡Quien lo escuche cantar morirá, y también el que lo mire!


La historia cuenta que, al tiempo, el joven estudiante se fue rumbo al seminario y que murió antes de alcanzar su destino. Del gallo se dice que es inmortal y que siempre anuncia con su canto, por las noches, las desgracias y los malos acontecimientos, como un oráculo de la muerte. También cuentan que hay personas de Melocotón que han escuchado su canto a medianoche, y que al poco tiempo han muerto, víctimas de alguna inesperada enfermedad o impensado accidente. El canto del gallo no deja indiferente a nadie que lo oiga, y puede hacer temblar hasta al más valiente de los hombres. Yo mismo pude comprobar su efecto aterrador aquel día en que lo oí y recordé la historia recién descrita.

Tiempo después, siendo ya más mayor pero aún muchacho, fui con unos amigos a acampar en un cerro del Melocotón, lugar del que yo me había mudado ya hacía un tiempo. Era un martes. A medianoche nos despertó el horrendo canto del gallo, una sinfonía desafinada y destempladora. Era como el grito de una bruja, eran violines, muerte, dolor de oídos, miedo y locura...

Sentí miedo, pero también sentí que la noche me envolvía con su manto protector. Lloré de miedo, pero las estrellas me consolaron con su color de plata. Pensé con miedo, pensé en aquel valle nocturno, pensé dónde poner mis huesos a descansar, mas el canto del violín hecho pedazos desafinó mi pensamiento. El gallo había cantado y pensé que yo podía morir en las montañas, luchando por descubrir de dónde provenía aquel sonido sepulcral de aquel desconsolado e inmortal animal, condenado a cantar el fantástico preludio de la muerte. Esa fue mi experiencia con el gallo, y aún estoy vivo...
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
DVM
Miembro Full
Miembro Full


Registrado: Aug 11, 2007
Mensajes: 302

MensajePublicado: Lun Ago 13, 2007 5:33 am    Asunto: Responder citando

La muchacha de Primavera

Por el año 1800 llegó a la “Villa San José” un joven español llamado Bartolomé, hijo de un aristócrata residente en
Santiago. Una tarde que paseaba a caballo por las polvorientas calles de la villa, unas jóvenes, al verle, suspiraron, pero éste no les prestó atención. El cura párroco le llamó y le reprendió, diciéndole:
-Bartolomé, se comenta tu extraña actitud. No correspondes a ninguna de las mujeres que se han enamorado de ti.
-Reverendo Félix -exclamó Bartolomé-, ¿no estarán acaso enamoradas de mi dinero?
-Ten cuidado –respondió el sacerdote-.


El amor puede tocarte y hacerte sufrir como ha hecho con estas niñas que te adoran. Bartolomé dio media vuelta y se fue. Una tarde primaveral, mientras miraba el sol esconderse tras el cerro de La Isidora, Bartolomé se acordó de Matilde, su novia, la que él tanto amaba y que le había abandonado en plena ceremonia de matrimonio. Después, cabalgando, salió por los cerros. Esa noche no pudo dormir.

Se levantó y preparó su caballo para bajar al pueblo. Allí, ninguna alma osaba interrumpir la tranquilidad nocturna de la Villa San José. Bartolomé vio que las puertas de la Iglesia estaban abiertas de par en par. Lleno de presentimientos, ingresó al recinto, y grande fue su sorpresa al ver a una pálida joven de cabellos largos y brillantes como los rayos de la luna. La hermosura de esta mujer llegaba a ser inquietante, pues inspiraba el vértigo en la sangre. Alrededor de esta aparición, una densa niebla blanquecina se apoderaba de todo. La misteriosa mujer se le acercó y él se arrodilló.
-¿Quién eres?
La mujer lo encegueció con su luz y Bartolomé cayó inconsciente en el suelo. Al despertar, vio que el sacerdote y el sacristán le miraban con extrañeza.
-¿Qué haces aquí?
-Padre, la he encontrado, la mujer más bella que hubiese podido ver en este mundo, me ha dejado completamente enamorado.
-¿Cómo pudiste entrar? ¿De qué mujer me hablas? ¿No habrás venido borracho hasta aquí?
-¡Por supuesto que no! De verdad, padre, la vi. Las puertas estaban abiertas y yo ingresé para ver qué sucedía, entonces ella apareció frente al altar...
-Puede ser causa de la borrachera –respondió el sacristán.
-No, padre, yo la vi –gritó Bartolomé y salió enfurecido del templo.

Pasaba el tiempo y en el pueblo crecía el rumor de que el joven español enloquecía. Bartolomé no prestaba atención ni siquiera a las amenazas del cura, que le recriminaba salir a altas horas de la noche. En efecto, el muchacho solía salir con la esperanza de encontrar a su joven. Y un día, ya en la próxima primavera, ella se le apareció nuevamente. Entonces no pudo contenerse, y le habló:
-¡No sé quién eres! ¿Puedo amarte, me amarías a mí?
Ella, espectro de luz, que parecía estar viva y que no lo estaba sin estar tampoco muerta, exclamó con voz de aguas de vertiente:
-Ningún mortal ha venido a ver cómo sigo sufriendo por lo que no pude ser en vida, pero tú has venido y te has enamorado de mí...
-Entonces dime qué eres...
-Soy un demonio que fue mujer -dijo ella, y sus ojos verdes brillaron a la luz lunar.
-Seas lo que seas -respondió él con voz temblorosa- igual te amaré siempre.
Ella se acercó y le acarició el rostro. Él sintió un escalofrío recorriéndole el cuerpo, pero que le dio una agradable sensación.
-¡Eres tan dulce y distinto a todos los demás hombres! -dijo ella, y de su boca parecía que brotaban rayos de luces-. ¡Por eso te amaré siempre, y aunque nadie te acepte, yo te aceptaré para darte la eternidad de la vida inmortal!
Bartolomé estaba embelesado escuchando esa clara voz, que vibraba como agua de manantial. Ella le abrazó y le iba a besar cuando...
El sacerdote y el sacristán ingresaron con cruces, gritando:
-¡Vete de aquí Satanás, esta es la casa del señor!
La bella doncella desapareció. Bartolomé se quedó llorando.
-¿Por qué la han expulsado?
-¡Porque es un demonio el que amas! -respondió lleno de ira el sacerdote.

El tiempo hizo lo suyo. La muchacha-demonio no volvió y Bartolomé enloqueció. Una noche de primavera, sin embargo, algunos años después, cuando las flores exhalaban sus suspiros de amor, muchos vieron al loco joven español con su prohibida amada al borde de un precipicio, besándose y desapareciendo bajo las aguas del río.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
DVM
Miembro Full
Miembro Full


Registrado: Aug 11, 2007
Mensajes: 302

MensajePublicado: Lun Ago 13, 2007 5:36 am    Asunto: Responder citando

El puente colgante

Don Ramón quería probar al mismísimo diablo, para ver quién de los dos era más astuto y así demostrarles a sus amigos la hombría que llevaba en sí. Para poder desarrollar su plan, se fue una media noche de un jueves frío y tenebroso al sector de lo que hoy se conoce como La Pata del diablo. Allí esperó al demonio para desafiarle a realizar una prueba muy simple.


a noche fría como boca de lobo le mordía los talones y el cuello, pero a pesar de esto su valentía seguía en pie, junto a su firme corazón. Cuando Satanás apareció, vestido de negro completamente, don Ramón se sacó la chupalla y con mucho respeto le dijo:

-Don diablito, yo quiero desafiarle a una prueba de valor e ingenio

El diablo, con una seguridad y frialdad propias de él, le respondió:
-¡Quieres desafiarme, tú, pobre e insignificante mortal!
-Pero no se enoje, Su Maligna Majestad…
-¿De qué se trata, gusano?, ¿No sabes que el que me desafía pone en juego su alma?
-Entonces, diablito, si yo gano me dará riquezas y poder. Si pierdo, usted se llevará mi alma.
-Está bien. ¿Pero de que se trata?
-De construir un puente colgante en este lugar.

Satanás se rió a carcajadas, y sus algazaras resonaron en los cerros de tal manera, que la misma noche se recogió en su manto de negrura para no seguir escuchando.
-Entonces mañana comenzamos –exclamó don Ramón.
-De acuerdo –dijo el demonio–, pero ya sabes: el que termina el puente primero gana.
-Como usted diga, diablillo.
-¡Y cállate, que tu alma será mía!

Don Ramón comenzó a ejecutar su plan: enterró cruces benditas por los sectores en los que el diablo tenía que cavar para construir su puente. Todo lo fue preparando con mucha cautela. Este humilde campesino estaba convencido de que el diablo caería en su trampa.

Cuando llegó el día de la construcción el diablo comenzó a cavar, pero grande fue su sorpresa y asco al encontrar cruces sembradas por todos lados. Tanta rabia tenía el señor de la oscuridad, que creciendo de una forma impresionante arrancó hacia la cordillera y dejó marcadas sus pisadas y sus manos. Al día siguiente de este suceso a Don Ramón le aparecieron dos baúles repletos de oro. En lo que respecta al demonio no se le vio aparecer durante mucho tiempo.

Dicen que cuando Don Ramón murió el diablo se apareció en su funeral con un saco lleno de cruces, que las dejó en la puerta de la casa de aquel que le había ganado en un desafío y riéndose con gran estruendo exclamó:
-¡De nada te sirvió ganarme con engaños, pobre estúpido, igual vengo por tu alma!
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Mari
Moderador
Moderador


Registrado: Apr 24, 2004
Mensajes: 33126
Ubicación: Gijon - Asturias

MensajePublicado: Lun Ago 13, 2007 8:29 am    Asunto: Responder citando

Surprised Las leeré ... Surprised
_________________
¡¡¡ PUXA ASTURIES !!!
LA CRUELDAD ES LA FUERZA DE LOS COBARDES.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Mitologia y Leyendas Todas las horas son GMT + 2 Horas
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro

Powered by phpBB 2.0.8 © 2001 phpBB Group
phpBB port v2.1 based on Tom Nitzschner's phpbb2.0.6 upgraded to phpBB 2.0.4 standalone was developed and tested by:
ArtificialIntel, ChatServ, mikem,
sixonetonoffun and Paul Laudanski (aka Zhen-Xjell).

Version 2.1 by Nuke Cops © 2003 http://www.nukecops.com


Webs Afiliadas de Asturias
El Rincon de Adri
Asturias Natural copyright 2001 - 2013 por Gratis Todo. Todos los derechos reservados. Codigo base, PHP-Nuke Modificado y Ampliado por Adrián.
Página Generada en: 0.071 Segundos